Guia Completa de Piedras Preciosas

Sugilita: La Piedra De

Sugilita 2

La Sugilita es un mineral perteneciente al grupo de la Osumilita. Esta es una piedra es considerada una Piedra Joven por haber sido descubierta en 1944 por un geólogo japonés llamado Ken-Ichi Sugi, pero no fue sino en 1976, justo 32 años después de su descubrimiento, que esta fue considerada como una nueva especie de mineral. Por ser una piedra reciente, se han encontrado yacimientos de esta en Australia, La India, Japón, Canadá y Sudáfrica.

 

 

Es muy desconocida en el continente europeo, pero muy reconocida en Estados Unidos, y en algunas otras partes del continente americano, esto debido a la gran cantidad de publicidad que se le hizo en los años ochenta. En Estados Unidos, debido a estas publicidades, se le puede reconocer a la Sugilita por los siguientes nombres como El Royal Labudita, por su particular color lavanda, o como El Royal Azel, haciendo referencia a la aldea de Sudáfrica donde también se ha localizado. A pesar que su nombre radica del nombre de su descubridor, también se le puede conocer en el mundo como Lavulita el cual tiene como significado La Piedra De La Nueva Era.

 

 

Al tener manganeso en su estructura química hace que esta piedra posea una variedad muy específica de tonalidades haciendo que esto sea una de las primeras características de la misma, estos colores vendrían siendo varias variaciones de rosado, rojo, marrón,  varias tonalidades de purpura y hasta violeta oscuro; hay algunos casos donde el color no es uno solo sino que llega a tener vetas, manchas o líneas grisáceas, amarillas o hasta blancas debido a pequeñas cantidades de cuarzo u otros minerales.

Por causa de un color muy parecido, esta piedra se puede confundir con la Sogdianita, la cual se puede llegar a solo diferenciarse por medio de ciertos análisis químicos. Muchas veces se le puede conseguir cerca de otros minerales, algunos de ellos sería el Apatito, el Zircón y la Albita. Es muy posible que esta piedra haya conseguido mediante su corpulencia y firmeza ser catalogada como Gema de forma tan pronta.

 

 

Esta piedra es muy rara llegar a verle tallada en algún lado de sus caras, es más sencillo y común verla cortada y pulida en esferas, óvalos y cubos para la realización de collares, dijes, zarcillos o cualquier otro tipo de accesorio que se desee ser usado. Los accesorios más buscados compuestos de este material son aquellos que la coloración de este es de un violeta o rojo oscuro, ya que estas suelen ser más llamativas a la vista.

Aunque esta gema es muy reciente de haber sido descubierta, muchos conocedores se dedicaron a investigar como esta piedra podría ayudar energéticamente al cuerpo, al espíritu y a la energía de la persona que la posea. Dando como resultado una infinidad de usos que uno puede aprovechar para la salud, tanto mental, como física y espiritual.

 

 

Se ha mencionado que el simple encuentro con esta piedra nos puede dar un gran paso al bienestar y llegar a dar esa iniciativa a conocer cosas, lugares, situaciones y personas nuevas en nuestra vida. Esta gema nos puede ayudar a mantener nuestro punto de vista sin importar qué, dándonos esa seguridad que necesitamos para evitar que nuestros ideales y forma de pensar sean cambiados sin que nosotros lo deseemos, manteniéndonos fieles a nosotros mismos.

La Sugilita energéticamente, da la característica de poder mantener la inocencia y encanto que la mente adulta a perdido, logrando mantener y preservar la capacidad de asombro de la niñez en el mundo adulto, más la facultad de enfrentar situaciones nuevas, por más difíciles o extrañas que pudieran llegar a ser, cosas que el mundo actual ha ido perdiendo a través de los años.

 

 

Esta puede llegar a minimizar esos sentimientos de amargura y dolor, solo en algunos casos se ha sabido que ha ayudado a calmar miedos. La Sugilita representa ese amor espiritual y sabiduría que uno tiene como persona. En la meditación ayuda y acompaña a esas búsquedas espirituales donde uno busca respuestas a incógnitas que la vida le va presentando a lo largo del tiempo, ayudando hasta cierto punto a encontrarlas. Considerándola una piedra guía y de sanación.

A nivel curativo, está dicho que ayuda a fortalecer el corazón, tanto en los tejidos como cardiovascularmente; ayuda a reducir estreses y a sanar heridas físicas, alivia los dolores de cabeza y desintoxica el torrente sanguíneo. Mientras que, a nivel energético, nos mantiene en un ambiente de paz mental y generaliza un sentimiento de amor, satisfacción y bienestar. Nos protege de las malas energías tanto a nuestra persona como a nuestros seres queridos.

 

 

Dentro de la meditación esta piedra puede perfectamente unir el ámbito físico con lo espiritual en un tiempo corto. Por la cantidad de energía que posee, nos da la posibilidad de regenerar y mantener nuestra energía comenzando desde adentro hacia afuera. Esta piedra es descubierta en el momento perfecto de la humanidad, trayendo consigo energías renovadas y fuertes en esta época de la humanidad, generando gran poder de sanación y trayendo nuevas formas de amor al mundo.

La conexión que tiene energéticamente con el universo hace que mueva y se una a todos los chakras, haciendo que recordemos nuestras misiones en la tierra, esas razones del porqué y para que estamos en esta época, la razón del porqué nuestro espíritu y esencia están acá y ahora. Esta te acompaña a visitar tus vidas pasadas, protegiéndote de cada una de ellas y ayudándote a tener respuestas de esta vida estando en los recuerdos de las otras.

Meditar teniendo esta gema consigo, da la capacidad de poder liberar todas esas cosas que te esclavizan a mantenerte con una mente negativa y fatalista, llegándote a abstener de ver todas las oportunidades que pueden presentarse en tu vida. Esta te reconecta nuevamente a tu confianza, a tu inocencia, a tu esencia y a ese niño interior que creíste haber perdido alguna vez, no importa la edad que tengas, recuperaras eso que dejaste a un lado por las ocupaciones de la rutina.

 

 

COMENTARIOS

Suscribete a mi canal

Guía Para Cuidar Tus Joyas

Suscríbete y obtén GRATIS el Ebook.

Gracias por suscribirte. Por favor revisa tu correo electrónico para acceder al ebook.

Algo salió mal.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top