Guia Completa de Piedras Preciosas

Selenita: La Piedra De

Selenita 2

La selenita es un mineral de la variedad del yeso la cual está en forma de cristal transparente. El nombre que tiene otorgado no proviene del selenio, sino a que se parece mucho al reflejo que da la luz lunar, y también derivando del nombre de la diosa griega, Selene, dando así una creencia popular de que este mineral era originario de la luna y convirtiéndose en una piedra muy femenina.

También te pueden interesar: 

 

 

 

 

Etimológicamente, esta palabra también tiene mucho en común con lo mencionado anteriormente, ya que procede del griego Selene el cual significa Perteneciente a la Luna. La selenita muestra una transparencia y delicadez tan característica, que se puede llegar a diferenciar de los demás minerales por la suavidad que posee, algunas veces puede llegar a tener un brillo perlado o satinado, y debido a algunos componentes presentes en su estructura mineral, las selenitas pueden llegar a ser de color naranja, verde o azul.

Esta se puede encontrar alrededor del mundo, pero una de las selenitas más grandes que se han conseguido actualmente es en las minas del sur de México, teniendo unas longitudes de más de 11 metros, muchos científicos han investigado su procedencia, dando un resultado de que han debido pasar muchos miles de años para llegar a esa magnitud que han logrado obtener. Este mineral puede llegar a formarse dentro de un patrón de curvas dando la ilusión de pétalos de rosa, al crecer de esta forma se le da el nombre de Rosa del Desierto, siendo una de las más bellas formas de la selenita.

 

 

Históricamente, la sociedad Romana fue una de las primeras civilizaciones que de verdad le dio importancia a esta piedra, llamándole en ese entonces como Lapis Specularis, ellos notaron que por su transparencia y durabilidad esta podía usarse para hacer ventanas y así remplazar poco a poco el vidrio, imponiéndose ante el mismo. Al pasar de los años se creó una leyenda la cual decía que estos cristales se formaban solo en luna creciente, y dependiendo del mes que ocurriese esa formación, los cristales llegaban a tener diferentes formas y variedades.

La selenita tiene gigantescos atributos tanto a nivel emocional, espiritual y físico. Nos puede llegar a dar una claridad mental, gracias a eso, nos aporta una paz interior muy buena para la meditación y conseguir la calma necesaria para nuestro cuerpo y mente. Esta piedra protege el hogar y todo aquel que habite en ella, formando una burbuja protectora alrededor de la casa, proporcionando un ambiente seguro y tranquilo, protegiéndonos para evitar terminar perdiendo el control de nuestra vida, desarrollando el buen juicio y la comprensión.

 

 

Es importante saber que la selenita que es conocida como La Rosa del Desierto por su forma física, ayuda a disolver esas heridas y pensamientos que nos llegamos a hacer nosotros mismos y has estado mucho tiempo al lado de nuestro subconsciente dándonos la oportunidad de encontrar soluciones y evitar volver a herirnos.

Es dicho que este mineral puede usarse para lograr alinear la columna, ayudando a que nuestros músculos atrofiados y tensos se vuelvan más flexibles y se relajen, de igual forma ayuda como regeneradora celular, eliminando todas aquellas células causantes de las enfermedades como el cáncer o aquellos pequeños tumores que se puedan conseguir en nuestro cuerpo. La selenita permite llegar a ser capaz de bloquear y eliminar el envenenamiento por mercurio. Y las mejores curaciones de esta piedra son a nivel energético, como aquellas que curan grietas del aura o del alma.

 

 

Esta piedra tiene la capacidad de abrir delicadamente los chacras, siendo esta considerada una llave del alma, pudiendo relajar el cuerpo para realizar limpiezas energéticas o meditaciones, ayudando a localizar esos malestares corporales logrando conseguir que esos malestares se arreglen y poder dar un reequilibrio al cuerpo, mejorando de esta forma la salud física.

Espiritualmente, este mineral establece un gigantesco puente para llegar a estados más elevados del espíritu por medio de la meditación, al meditar con la selenita podemos sentir casi de inmediato que nos produce una sensación de tranquilidad, nos llega una claridad mental el cual nos lleva a realizar esta actividad más rápidamente estando muy bien enfocados en la misma. Un dato es que, si volvemos esta actividad con la selenita algo recurrente, podemos aumentar nuestra energía trayéndonos armonía y una tranquilidad constante a nuestra vida diaria.

Este mineral al meditar, nos da el enorme beneficio de movernos libremente por el cuerpo de luz y poder llegar lo más lejos que queramos llegar dentro de la misma. En la sociedad actual se dice que podemos llegar a ver nuestras vidas pasadas y lograr tener la capacidad de ver a futuro o vidas futuras, todo dependiendo lo que quieras ver al momento de meditar, hay que tener en cuenta que, si se llega a ver a futuro dentro de esta vida, lo que veras son probabilidades de una situación, es decir, dependiendo de lo que logres ver, puede que pase o no, todo depende de las decisiones que se tomen al momento luego de ver ese futuro probable. Siempre hay que tener esto último en cuenta para evitar frustraciones.

 

 

Hay que tener en consideración que la selenita está compuesta de yeso, esto implica que puede dañarse fácilmente si esta llega a ser colocada al agua, ya sea esta fría o caliente, por ser soluble al agua. De esta manera, es muy importante evitar que sea expuesta al agua. La mejor forma de limpiar la selenita es dejándola toda la noche a la luz de la luna. Algunas otras opciones serian, dejarlo al sol por algunos minutos o dejarlo por un aproximado mínimo de 15 minutos en una drusa de amatista, ya que esta aparte de limpiarla, la recarga.

Hay que siempre recordar que la limpieza en este tipo de minerales es sumamente importante si queremos obtener buenos resultados al momento de utilizarla, por ende hay que tener siempre en mente una cantidad de tiempo prudente para limpiarla y tratando en lo posible que este tiempo no exceda el mes.

 

 

COMENTARIOS

Suscribete a mi canal

Guía Para Cuidar Tus Joyas

Suscríbete y obtén GRATIS el Ebook.

Gracias por suscribirte. Por favor revisa tu correo electrónico para acceder al ebook.

Algo salió mal.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top