Tendencias y Curiosidades

¿Se Puede Coleccionar e Invertir en Piedras?

¿Se Puede Coleccionar e Invertir en Piedras?

Cuando se habla de coleccionar el hombre siempre busca reunir tesoros, que pueden ser un sinfín de cosas, desde las más inverosímiles hasta las más preciosas. Desde siempre esta práctica ha tenido dos fines: satisfacer su gusto por coleccionar y reunir objetos que van incrementando su valor y de esa manera duplicar su inversión u obtener algún tipo de ganancia.  Las piedras preciosas no quedan fuera de la lista de objetos coleccionables y más hoy en día que se su uso en bisutería y accesorios se han popularizados.

Además de eso, nos encontramos en una época movida energéticamente. Estos cristales se convirtieron en signos del movimiento de la Nueva Era. Se comenzaron a utilizar en ceremonias sagradas, para curar y como conductores de vibraciones energéticas. Por dicha razón, coleccionar piedras recobró el protagonismo, al tomarse enserio sus propiedad curativas y de emisión de buenas energías.

Igualmente los expertos consideran que las piedras preciosas y semipreciosas son beneficiosas para la salud emocional y física. Es decir que cada una tiene una función específica y la comunidad de creyentes ha optado por coleccionar una de cada color para poseer todas las virtudes posibles con ellos.

Por ello para coleccionar minerales los expertos indican que es necesario adquirir conocimientos básicos para conocer cada una de sus piedras y sus propiedades. Esta  información es posible conseguirle mediante la lectura de libros y guías, siguiendo el consejo de los expertos, visitando museos, exposiciones, tiendas especializadas o simplemente navegando  por el internet.

Existen algunas piedras de altas vibraciones como el Agata que fortalece el espíritu y asegura la victoria sobre los enemigos, además de eso, aporta firmeza y seguridad. Hay otras como la aguamarina que atrae la claridad de pensamiento, paz y autodominio; por lo cual es apta para la meditación. El Ambar es muy buscado porque combate la depresión, melancolía, y libera la mente de pensamientos negativos. Otros de los más buscados es el cuarzo cristal que sirve como receptor de energía y transmisor y amplificador de vibraciones a todo nivel. Por su parte  los más cotizados son: el Diamante que está asociado con la memoria y con la fidelidad; el Zafiro que confiere lealtad y alegría en la pareja, proporciona estabilidad y suerte en los asuntos materiales  y la esmeralda, que es muy benéfica en cuestiones físicas tales como la gástricas, ayuda a desarrollar la clarividencia, el equilibrio y la meditación. Despierta la intuición, es símbolo de inteligencia y es muy favorable para aquellos adentran a los campos del conocimiento.

Pero más allá de un material que por sus colores y belleza  atrae a la simple vista del ser humano y puede inferir cierta propiedades a quien posee o cargue consigo una de estas piedras preciosas; los colecciones a su vez buscan estudiar el mercado y conocer si realmente existe rentabilidad o podrán obtener a futuro alguna ganancia al momento de ofrecer en el mercado la piedra preciosa que ya habría adquirido.

El punto clave es que quienes deseen ganar dinero de manera inmediata con una inversión no deben optar por las piedras preciosas. Hay una regla de oro en el juego de inversiones que recuerda que: más alto es el riesgo, más alta es la ganancia… y más penosa también la caída! Nadie es capaz de prever lo que sucede en el mercado de ventas de valores pero una cosa es cierta: La inversión en piedras preciosas da resultados sólo a largo plazo y es más segura que la mayoría de las inversiones. La razón es que los factores que ocasionan el crecimiento de su valor son muchos y en cambio los que podrían ocasionar una baja son caso inexistentes salvo raras excepciones. El largo plaza no significa más de diez años.

Una piedra preciosa inserta en una buena joya será más fácil de comercializar.

Se debe tener en cuenta que las gemas que tienen gran mercado subirán su valor en menor medida de aquellas que tengan menos mercado. Por ejemplo un Diamante subirá su valor en constante, seguramente, pero siempre a menos de un 10% anual.

Para todos aquellos inexpertos en cuestiones de transacciones de bolsa es importante saber que las piedras preciosas son un bien a la mano. Se compran y se guardan, en el banco, en una caja fuerte o debajo del colchón pero no es una inversión en abstracto, no son papeles que jamás veo. En caso de explosión del precio de mercado tengo el bien a portada de mano y lo puedo vender de inmediato yo mismo si lo considero necesario.

No hay inversiones de bolsa que nos produzcan el placer de la colección. Si se decide  invertir en piedras preciosas se deben  comprar piezas de a poco, joyas que se pueden incluso usar, y se tendrá una colección de objetos no solo valiosos sino además muy bellos.

La colección da placer,  e introduce  en nuevos mundos casi desconocido. De repente se descubre la belleza de una piedra preciosa como la Andesina Roja, por nombrar alguna y siente la necesidad de conocer algo más sobre ellas.

Hay ciertas premisas que son comunes en todas las piedras: buen color, buena talla y simetría, buen pulido, transparencia y tamaño adecuado, y que estén certificadas por un Laboratorio Gemológico de referencia, que garantiza la calidad de la gemas, de si tiene o no tratamiento y son o no naturales.

En cualquier caso, y dependiendo del bolsillo de cada uno, si  se habla de guardar diamantes como inversión, diamantes de talla brillante de los clásicos estándares de medios quilates 0,50 ct., tres cuartos de quilate 0,75 ct. , quilate 1,00 ct. , quilate y medio 1,50 ct; es lo recomendable.

Invertir en piedras preciosas de buena calidad adquiridas a precios razonables, da a largo plazo un rédito seguro. Si en el caso de las gemas adquiridas se trata de rarezas, de piedras preciosas no tan conocidas pero bien conceptuadas el rédito será mayor que en el caso de las cuatro estrellas del mundo de las gemas: Diamantes, Esmeraldas, Rubíes y Zafiros. El único problema que se ve como inversión es que cuanto más grande y bella sea la colección ¡más pena dará deshacerse de ella!

 

COMENTARIOS

Suscribete a mi canal

Guía Para Cuidar Tus Joyas

Suscríbete y obtén GRATIS el Ebook.

Gracias por suscribirte. Por favor revisa tu correo electrónico para acceder al ebook.

Algo salió mal.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top