Inicio Guia Completa de Piedras Preciosas Sardónice: La Piedra De la energía positiva y el amor.

Sardónice: La Piedra De la energía positiva y el amor.

650
0
Compartir
Sardónice 2

La sardónice está catalogada dentro de una variedad importante de las calcedonias, entre la que podemos mencionar El Ágata. Las calcedonias, son una constitución de cuarzos con cristales tan diminutos que solo logran ser vistos por medio de una lupa de alto aumento, al igual que la sardónice, la calcedonia tiene una gran variedad de esta, así como la carneola, la crisoprasa, entre otros. Los yacimientos que más extraen este tipo de piedra son los que se encuentran en Brasil, La India, Rusia y Asia Menor.

 

sardonice 1

Este mineral está caracterizado por tener una o dos capas de calcedonia, el cual puede ser de un color blanco parecido a la leche de vaca, en conjunto de un rojo transparente, algunas veces una de las capas que tiene la sardónice puede ser de color dorado o marrón.

Su nombre proviene de:

El nombre de esta piedra se puede escribir y llamar de varias formas, como por ejemplo: Sardónica, Sardonio o Sardónique, aparte de estos últimos, también puede conocérsele como Jaspe Sardo. Etimológicamente hablando, la sardónice proviene del latín iaspis el cual tiene como significado Jaspe, este significado proviene de un sustantivo femenino.

La Sardónice y la historia.

Algo curioso de la historia de esta piedra, es que esta llega a ser mencionada en la gran y antigua escritura (la biblia) específicamente en Apocalipsis 21:2, 19, 20, donde se puede apreciar que dicta que la quinta piedra, de las doce piedras sagradas necesarias para ayudar a fundar a “La Santa Ciudad, La Nueva Jerusalén” es una sardónice.

La Sardonice en la antigua Roma, era muy valorada, ya que por su habilidad de no pegarse a la cera, se realizaban sellos los cuales los grandes jefes y gente de gran pudor lograban portarlos como anillos, tanto así que se sabe de un General Romano que fue muy conocido por portar y lucir muchas cantidades de accesorios hechos a base de sardónice.

sardonice 2

 

En el tiempo Grecorromano se usó muchas veces esta piedra para hacer Camafeos, Los camafeos son joyas o adornos mayormente de forma ovalada donde se suelen tallar relieves de figuras, por medio de investigaciones uno puede ver que fue usado por varios personajes conocidos a través de la historia actual.

El militar y gobernante francés, Napoleón I Bonaparte, el cual usaba esta piedra en la cadena del reloj que utilizaba tanto en la ciudad como aquellos que utilizaba en sus viajes, otro ejemplo seria el anillo de sardónice que la reina Isabel I de Inglaterra le otorgo al conde de Essex.

Creencias sobre el Sardónice en la edad antigua.

En la edad media, era considerada un amuleto para quitarse de encima las malas vibras y todo tipo de dolor sentimental. Y se supo que, para el principio de la edad contemporánea, era muy usual que las parejas se regalaran piezas de sardónice, ya que en ese tiempo era considerada una piedra que se encargaba de mantener viva la llama del amor y tenía la gran virtud de fortalecer las relaciones.

Se decía en la antigüedad que la sardónice era la piedra que caracterizaba a La Diosa Isis, la cual se creía que tenía el poder de traer amor a las mujeres y sus parejas, curarles todo problema relacionado con la sangre y podía hasta ayudar a aquellas mujeres tenían grandes dificultades para quedar embarazadas.

Efectos de la Sardónice en la vida.

  • Todo aquel que porte esta piedra se vuelve una persona valiente.
  • Es dicho que la sardónice favorece la capacidad de comprender y distinguir lo bueno y lo malo de todo aquello que usualmente no logramos entender.
  • Una pieza pequeña de una sardónice es capaz de dar fuerza y protección, al igual que dar motivación y enfoque, ya que va a favor de darle ese significado a la vida, lograr ser virtuosos, íntegros y llegar a encontrar la felicidad.
  • Está es perfecta para aumentar la autoestima, ya que nos ayuda energéticamente dándonos fuerza de voluntad, autocontrol, vigor y resistencia física, a lograr a mejorar la toma de decisiones en la vida.

La Sardónice