Inicio Tendencias y Curiosidades Collar de Turquesas: Hechos y Creencias De La Piedra Turquesa

Collar de Turquesas: Hechos y Creencias De La Piedra Turquesa

537
0
Compartir
Collar de Turquesas Hechos y Creencias 2

La piedra Turquesa es conocida por ser un mineral muy escaso y sumamente valioso gracias a su calidad y se le reconoce como una piedra preciosa. Las características de esta bella gema son muy peculiares, además de su evidente color turquesa, cuenta con una variedad de tonos que son muy distintos a la opacidad del turquesa, lo que causa contrastes en la pieza que pueden resultar muy llamativos.

También te pueden interesar: 

 

 

piedra turquesa collar de turquesas ocho

 

Collar de Turquesas: Hechos y Creencias De La Piedra Turquesa

El nombre turquesa deriva del francés “turquoisela cual viene a significa “piedra turca” aunque la piedra no viene de Turquía, sin embargo, hace muchos años atrás fueron muy comercializadas en este país. Por esta causa actualmente se le relaciona con el país.

Debemos avisarte que inclusive hasta la más fina piedra Turquesa puede ser muy frágil y delicada y es que hasta un vidrio común de ventana podría ser más resistente, además es muy sensible a los químicos como los perfumes, los cosméticos y los productos fijadores para el cabello. Además de su increíble delicadeza la piedra Turquesa también es muy apreciada por su combinación extraña de colores que pueden ir desde el verde y azul turquesa hasta las formaciones pequeñas, distribuidas a lo ancho y largo de la gema preciosa de colores muy brillantes que pueden derivar del verde oscuro y hasta algunos tonos grises o negros. Podremos encontrar turquesas con una combinación de colores muy variopintos, como también pueden apreciarse algunas con menos colores, siendo de un solo tono: azul turquesa.

piedra turquesa collar de turquesas dos

 

Como mantener una turquesa en buen estado

Los cuidados de esta gema preciosa tienen que ser muy específicos, debido a que esta se deteriora con mucha facilidad, en el peor de los casos puede llegar a desvanecerse. Como cualquier otra piedra, hay una gran variedad de métodos que, si son aplicados a las joyas, estas pueden llegar a extender su tiempo de vida y conservar su belleza y colores intactos. Para que podamos conservar a una turquesa en buen estado se sugiere untarle una pequeña cantidad de cera o aceite que va a mejorar la coloración y el pulimento.

Es evidente que no tiene que ser expuesta a químicos solventes, además lo mismo se aplica igual para la luz solar porque podría decolorarla o deshidratarla. Después de ser utilizada (en caso de que forme parte de un accesorio) tiene que ser limpiada con un pañuelo suave para así evitar la acumulación de los residuos, luego se sugiere que sea dispuesta en un estuche o recipiente que se encuentre aislado de otras piezas para que evitemos algún tipo de ralladura causada por otra pieza.

piedra turquesa collar de turquesas doce

 

Extracción de la piedra turquesa

Se rumora que la primera extracción de este mineral se realizó hace miles de años en Egipto, además también podría atribuirse al proceso de hoy en día se utiliza donde no se incluye maquinaria alguna y puede que este método se continúe empleando por muchos años más. No solamente fueron apreciadas en el territorio egipcio, sino también fueron muy admiradas en las civilizaciones de Persia, China, Valle de Indo y Mesopotamia.

En las tribus de América, la fascinación por la turquesa fue demasiado impresionante, debido a que era considerada como una piedra poderosa. Mientras que, en la cultura oriental fue valoraba como un talismán que se encargaba de proteger a las personas del mal ojo. Incluso muchos de los ciudadanos de los países orientales todavía mantienen estas creencias y las usan como sus ancestros.

Un ejemplo bastante claro de las estas tribus que empleaban a la gema como una “extractor de las malas energías” era la tribu azteca. La turquesa era incrustad en piezas de cuarzo, oro, jade y malaquita para que fuesen parte de algunos objetos ceremoniales, como lo vienen a ser las máscaras, cuchillos y algunos escudos.

Es un hecho evidente que la piedra Turquesa fue parte de diversas culturas precolombinas y no solamente eso, sino que llegó a ser muy apreciada ay respetada, debido a que supuestamente protegía a los ciudadanos de todas las energías malignas que ocasionaban enfermedades.

piedra turquesa collar de turquesas cinco

 

¿Dónde se puede encontrar la turquesa?

Actualmente, la podremos encontrar en países como España, Sinaí, Irán y en los Estados Unidos de América. Mientras que, en los países europeo, la vamos a poder ubicar en la ciudad de Cáceres en la mina de Valdeflorez; la turquesa de esta mina posee un color muy admirado por los coleccionistas. En otras zonas de España como Murcia y Córdoba podremos conseguir más turquesas.

Irán (la región que antiguamente fue conocida como Persia) siempre ha contado en su poder a las turquesas del “color perfecto”, las cuales actualmente se extraen de la mina que se ubica en la cima de la montaña Ali-mersai, específicamente en la provincia de Khorasan.

Sinaí es el hogar de los primeros yacimientos que fueron descubiertos. Hace tan solo unos años, una península que se encontraba repleta de estas gemas, fue denominada por sus habitantes como “el país de las turquesas”. Actualmente existen unas 6 minas en la región, dentro de la zona de la costa sudoeste abarcando un área de aproximadamente seiscientos kilómetros cuadrados. Entre las seis minas, sólo podremos destacar dos que son las más importantes de todas y se ubican en Serabit el-Jadim y en Uadi Maghara. Estas minas se encuentran muy próximas al famoso monumento de la diosa Hathor.

En Colorado, California, Nuevo México, Nevada y Arizona son los estados en donde se encont