Home Tendencias de joyería La Magia de los Diamantes

La Magia de los Diamantes

561
0
SHARE
La Leyenda del Árbol de la Vida y Que Significa 2

La Magia de los Diamantes

La magia de los diamantes

El diamante es la joya más codiciada del mundo. Ya sea como unos sofisticados aretes, en elegantes pulseras y collares o en sorprendente anillo de compromiso, el diamante es la gema natural más deseada por las mujeres alrededor del mundo.

 

Pero ¿Cuál es la razón para esta fatal atracción? En este post queremos hablarte de los aspectos que han convertido al diamante en la piedra natural más lujosa del planeta.

 

Descubre más sobre la magia de los diamantes

 

Los diamantes tienen magia dicen muchos, y pues cómo saberlo. Lo que sí sabemos es que su espectacular brillo y su destello arrollador, cautiva miradas al instante.

loading...

 

Los diamantes son considerados las mejores joyas para celebrar cualquier cosa, desde una graduación hasta una boda. Tienen la capacidad de simbolizar los momentos más especiales de nuestra vida. Sin duda una joya hecha con diamantes es la conjunción perfecta de brillo, glamour y delicadeza.

 

La magia de los diamantes en 5 claves:

 

El  primer anillo de diamante de la historia: En la antigüedad los griegos pensaban que por su efecto centelleante, esta gema era polvo de las estrellas, todo basado en increíble poder para atrapar la luz y luego reflectarla.

 

El primer anillo de matrimonio de la historia es el que recibió en el año 1477 la Duquesa María de Borgoña, por parte del Archiduque Maximiliano de Austria. Una pieza de joyería memorable, si tomamos en cuenta lo poco avanzado de la tecnología de corte y tallado de diamantes para la época.

 

El bisel de ese anillo está trabajado en diamantes tallados que tienen un engaste en oro, creando la forma de una letra M, inicial de la novia.

 

La calidad de una gema que dura para siempre: Muchos consideran que este enunciado es un cliché, pero no es así. Realmente un diamante dura para siempre. Esa gema se conforma de un solo elemento: el carbono, y se ha formado durante millones de años, de los que conserva su brillo y belleza y podrá seguir portándola para siempre, literalmente.

 

Por esa razón los hombres le regalan anillos o joyas de diamantes a sus amadas, la fuerza y durabilidad de este mineral, representa el amor y unión eterna.

 

El diamante es una gema muy costosa: Esta gema es por naturaleza un símbolo del estatus social de una persona. Por lo que al usarlo los demás compañeros de clase sentirán envidia, un signo irrefutable de buen gusto y sofisticación.

 

Si un caballero le regala a su novia un anillo de compromiso con diamantes es una muestra de que financieramente es estable y podrá proveerle a ella lo que necesite. Un deseo innato de prácticamente todo el género femenino, aunque digan lo contrario.

 

Un diamante, mucho esfuerzo: Una de las explicaciones para mostrar la magia de los diamantes es que representa un trabajo de profundo amor. Detrás de esta pequeña gema hay una cantidad, invalorable pudiera decirse, de esfuerzo, dedicación y arte para planificar y ejecutar el corte, tallado y pulido de un diamante en bruto.

 

Una persona que se dedica al corte de diamantes es alguien con mucha minucia y amor por lo que hace, ya que tomar una piedra en bruto y convertirla en un diamante perfectamente cortado, pulido y facetado no es un trabajo fácil.

 

Es por esa razón que los diamantes son el símbolo del amor eterno, toda esa entrega y pasión de los cortadores, la convierte en un signo de esfuerzo y devoción por la pareja a quien se le otorga.

 

El diamante representa a la mujer: La inolvidable actriz de Hollywood, Liz Taylor dijo una vez “las chicas grandes necesitan diamantes grandes” y Marilyn Monroe también dijo “los mejores amigos de una mujer son los diamantes”, y esa es la verdad.

 

Un diamante puede representar a una mujer de muchas maneras: Su hermosura, su fuerza, su valentía, sus maravillosas proporciones, su brillantez, su alma limpia y su capacidad de ser multifacética, son solo algunos aspectos en los que un diamante puede crear ese sentimiento de identificación que hoy es más que nunca aflorando.

 

Cada diamante es único: Es imposible encontrar dos diamantes exactamente iguales. El carácter único de esta piedra, sus diversas particularidades hacen de esta gema, un símbolo por excelencia de la mujer y sus capacidades.

 

Cuando esa individualidad se ve pronunciada por colores naturales en los que se pueden conseguir estas gemas como: el rosa, el azul, el blanco o el amarillo; las creaciones son absolutamente magnificas.

 

Para elegir un diamante se deben cuidar de cuatro aspectos, que según los gemólogos es lo que garantiza que la piedra que deseamos sea realmente única y este certificada por el Instituto de Gemología de América.

 

Estos cuatro aspectos se resumen en la Ley de las 4C, que te presentamos a continuación:

 

El Corte. Es la forma precisa de nuestro diamante y la posición de sus caras o facetas. Este factor define la belleza de la piedra y esto es algo en lo que coincide la mayoría de expertos. Cuando la elección es entre tamaño o belleza, siempre se escoge la belleza.

 

Claridad: En este aspecto se miden la pureza de la piedra, si posee manchas o impurezas en su interior y superficie, y dónde se encuentran dispuestas. Los diamantes perfectos son muy raros.

Color: Lo ideal en un diamante es que sea incoloro. Cuanto menos color contenga, más valioso será. Sin embargo, casi ningún diamante es completamente incoloro o transparente.

 

Carat (o quilates, en español): Los quilates se refieren al peso y  tamaño del diamante. Un quilate es equivalente a 0,20 gramos. Es fundamental conocer que los quilates de un diamante nunca por sí solos determinarán su valor, simplemente son una característica más de la gema. El precio se calcula por la confluencia de las cuatro C.

Siguiendo estas sencillas reglas podrás adquirir los mejores diamantes que te sean posibles.

 

Esta piedra preciosa muy bien valorada, nunca pasa de moda, por lo tanto la inversión que hagas, te dará una magia y sofisticación atemporal, que podrás combinar con todo. Los diamantes son, sin duda, el símbolo del romanticismo y la sofisticación, y que te ayudarán a complementar cualquier look.

 

loading...
COMENTARIOS

Suscribete a mi canal

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here